Aprender a dar masajes y crear una atmósfera relajante

Aprender a dar masajes para quitarles el estrés a tus amigos y familiares, para ayudar a personas con achaques o para tener intimidad y ser romántico con tu pareja. No es tan difícil dar un masaje corporal completo y fantástico, solo se necesita un poco de preparación y conocimiento.

5 Pasos para crear una atmósfera relajante

1- Asegúrate de que la habitación sea cómoda

Es escencial que la habitación sea cómoda para la realización del masaje. Si tu pareja o cliente se siente incómodo durante toda la sesión de masaje, ¡no la van a disfrutar tanto!

Asegúrate de que el lugar donde se realice la sesión sea cómodo, así como una cama, una alfombra suave o una mesa para masaje adecuada. Cubre la superficie con toallas suaves para mantenerlos limpios y sin aceites.

Asegúrate de que la habitación sea bonita y cálida. Recuerda que tu pareja o cliente estará parcialmente desvestida durante la sesión de masaje, así que no querrás que les dé frío. Si fuese necesario, usa un calentador ambiental.

Asegúrate de que la habitación que uses para los masajes esté en un lugar privado, donde otras personas, niños o animales no te molesten. Y si estas en ese proceso de aprender a dar un masaje recuerden que es fundamental la comodidad de ambos.

2- Enciende algunas velas.

Hay algo muy relajante acerca de las velas, así que sería una buena idea encender algunas alrededor de la habitación.

Aprender a dar masajes y crear una atmósfera relajante

Si fuese posible, baja la intensidad de las luces o apágalas completamente para trabajar solo con la luz de las velas. Es probable que quieras que la persona que reciba el masaje esté tan relajada que al final esté casi dormida, ¡así que la oscuridad es lo mejor!

Para contribuir a aprender a dar masajes y obtener una experiencia completa, usa velas con aromas relajantes (pero no abrumadores), así como lavanda o brisa marina.

3- Pon música suave

Poner un poco de música suave puede contribuir a que la atmósfera de la sesión de masaje sea calmada y relajante. La música clásica suave o sonidos de la naturaleza son buenas opciones.

Si fuese posible, averigua qué tipo de música tu pareja o cliente disfruta. Recuerda que el masaje es para ellos, no para ti, así que debes tratar de satisfacer sus gustos.

No pongas música en volumen alto; trata de que suene suavemente en el ambiente. Con esto debes mejorar la experiencia y no lo contrario. Aprender a dar masajes y brindar una sesión relajante a tu cliente.

4- Usa aceites para masaje

Es imprescindible que uses aceites cuando des un masaje. Ayudará a que tus manos se deslicen con mayor facilidad sobre la piel y así no le provocarás jalones, pellizcos u otros tipos de molestias a tú pareja o cliente.

Existen muchos aceites sofisticados y caros que están disponibles en las tiendas, pero cualquier tipo de aceite natural estará bien. Por ejemplo, si tienes aceite de girasol o de semillas de uva en tu cocina, puedes usarlo para el masaje. Asimismo, el aceite de jojoba y el de almendras son muy efectivos y tienen un aroma agradable.

Los aceites esenciales puros se pueden usar para masajear, pero ten en cuenta que pueden penetrar en el torrente sanguíneo; así que escoge sabiamente. Opta por los aceites de uso múltiple relativamente suaves, como los de lavanda o menta. Sin embargo, si tu pareja o cliente está embarazada o si tiene alguna condición médica grave, primero debes consultar con un médico profesional.

Intenta entibiar ligeramente tus manos y el aceite antes de aplicarlo sobre la piel de tu pareja o cliente. ¡Tener las manos o el aceite frío no es adecuado para un masaje relajante!

5- Ten muchas toallas a la mano

Aprender a dar masajes y crear una atmósfera relajante

Asegúrate de tener bastantes toallas frescas y limpias a la mano para que las uses durante el masaje.

  • Primer lugar, necesitarás cubrir la superficie en la que trabajarás con toallas para protegerlos de los aceites, los cuales pueden manchar.
  • Segundo lugar, necesitarás algunas toallas para cubrir el cuerpo de tu pareja o cliente cuando trabajes con ellos. Lo ideal es que se despojen de su ropa interior para exponer la mayor cantidad de piel posible. Luego puedes cubrirlos con una toalla para proteger sus partes íntimas y mantenerlos tibios mientras trabajas en cada parte del cuerpo.
  • Tercer lugar, necesitarás toallas adicionales para limpiar el exceso de aceite de tus manos durante y después de realizar el masaje.

Aprender a dar masajes con la técnica correcta

1- Comienza con los pies

  • Para aprender a dar masajes. Empieza con masajes en las plantas de los pies, envuelve ambas manos alrededor de los pies y usa tus pulgares para hacer presión.
  • Presta atención especialmente al arco de cada pie, ya que esta área tiende a acumular mucha tensión, pero también masajea el talón y el metatarso del pie.
  • Cuando llegues a los dedos de los pies, agarra cada uno y jálalos suavemente; esto ayudará a liberar la tensión.
  • Ten en cuenta que no a todos les gusta que les toquen los pies y algunas personas son muy cosquillosas, ¡así que pregúntale a tu pareja o cliente antes de tocar sus pies!

Aprender a dar masajes y crear una atmósfera relajante

2- Trabaja con las piernas

Cuando acabes con los pies, prosigue con la parte trasera de las piernas. Para comenzar, dale un par de caricias largas y relajantes a cada pierna, desde la pantorrilla hasta la parte superior del muslo.

Presiona ligeramente con ambas manos y estira suavemente la piel. A esta técnica se le denomina effleurage y es una buena manera de comenzar el masaje con suavidad.

Luego, cubre con una toalla la pierna con la que no trabajas y concéntrate en masajear la pantorrilla de una pierna. Usa la técnica de amasamiento, como cuando amasas el pan, para trabajar con el músculo de la pantorrilla.

Sigue hasta el muslo y repite la técnica de amasamiento aquí. Luego, presiona la base de tu mano sobre la piel y muévelo con mucha suavidad a lo largo del muslo. Siempre debes moverlo en la dirección del corazón.

Aprender a dar masajes y crear una atmósfera relajante

Con una toalla cubre la pierna con la que ya acabaste de trabajar para mantenerla en calor y repite el masaje en la otra pierna.

3- Muévete desde la parte baja hasta la parte más alta de la espalda

Usa la técnica effleurage descrita anteriormente para realizar frotaciones largas y suaves, desde la parte superior de los glúteos hasta la base del cuello.

Coloca la palma de cada mano a cada lado de la columna vertebral y trabaja hacia la parte superior. Mantén tus manos de forma paralela una con la otra. Cuando llegues a la parte superior de la espalda, abanica con las manos hacia afuera y a lo largo de los hombros, así como si delinearas la parte superior de un corazón.

Aprender a dar masajes y crear una atmósfera relajante

Regresa a la parte más baja de la espalda y usa el movimiento de amasamiento para trabajar con los músculos más grandes que están a cada lado de la columna vertebral. Estas áreas son propensas a acumular mucha tensión, así que asegúrate de estar un buen rato aquí.

Te invito a leer el siguiente artículo: 10 maravillosas técnicas de relajación para la ansiedad ¡Infalibles!

A continuación, usa la técnica de “presionar y soltar” para trabajar la parte de arriba de la espalda. Esto significa presionar firmemente las puntas de los dedos sobre la piel de la espalda antes de soltar rápidamente. Cuando se deja de presionar, el cerebro de tu pareja o cliente liberará una avalancha de químicos placenteros.

Cuando llegues a la parte superior de la espalda, haz que tu pareja o cliente doble los codos para que sus omóplatos sobresalgan. Esto te dará mayor acceso al músculo que está alrededor del borde de los omóplatos, el cual tiende a albergar mucha tensión y nudos.

Para trabajar con los nudos, usa un pulgar o cualquier dedo para presionar y soltar repetidamente alrededor del área con problema.

No dejes de leer: ¡Tipos de masajes relajantes y sus beneficios!

¡Sé una chica Trendy! Sigue visitando a diario nuestro sitio web para más tips de Belleza, Hogar, Salud, Pareja, Remedios Caseros y más…

Redactor(a) Willianyi

Willianyi

Willianyi Parra, amante a la vida, a los retos, y todas las energías positivas de este universo. Estudiante venezolana, animadora, modelo profesional y redactora en Chicas Trendy.

Déjame Tu Comentario