Es importante conocer las señales de advertencia de los alimentos en mal estado; no siempre es lo que se piensa. Aquí te mostraremos algunas señales para identificar la carne podrida. Señales que te permitirán asegurarte de que la carne que comas sea fresca, sabrosa y segura para el consumo.

Como saber si la carne esta podrida

5 señales para identificar la carne podrida

La carne roja, por lo general, muestra diferentes síntomas de deterioro. Aquí tienes 5 señales que te permitirán identificar cuando la carne está en mal estado:

1- Olor fétido

Cuando las bacterias descomponen la carne, su olor cambia. La putrefacción del olor aumentará con el nivel de deterioro. La carne roja mala tiene un olor picante y bien definido. En caso de mal olor, no consumas esta carne.

2- Moho

No comas carne con moho. El moho se puede detectar en la superficie, pero eso es solo un indicador parcial. El moho suele ser un signo bastante obvio de deterioro, por lo que es una forma fácil de saber si la comida está en mal estado. Cualquier moho en la carne, significa que es hora de decir adiós.

3- Color verde

La carne que adquiere un color verde o verdoso ya no es comestible, pero el hecho de que se vuelva más oscura no implica necesariamente que se haya deteriorado. Incluso una pátina de brillo iridiscente es una clara indicación de deterioro, ya que indica que las bacterias presentes han comenzado el proceso de descomposición de la grasa.

Carne verde y moho

4- Consistencia pegajosa

La carne roja en mal estado se siente pegajosa. Si sientes una capa viscosa en la carne, deséchala. Esto generalmente significa que las bacterias se han multiplicado en la carne.

5- Decoloración

Esto no siempre es una señal de deterioro, ya que a veces los alimentos cambian de color a medida que envejecen sin afectar su calidad. A veces, las carnes crudas también se decoloran cuando se dejan en el refrigerador.

La carne con frecuencia cambia de color cuando se expone al aire, especialmente si es carne fresca que no ha sido tratada con conservantes. Mientras su decoloración no esté acompañada de limo u otro aspecto desagradable, probablemente esté bien comerla.

Si bien estos no son los únicos signos de deterioro de las carnes, sin duda son formas fáciles de determinar si tus productos cárnicos son seguros para comer. Al ejercer un poco de precaución adicional al preparar tus alimentos, puedes estar tranquilo de estar a salvo de enfermedades y disfrutar de las delicias de tus comidas.

¿Aún no puedes saber si tu carne se ha estropeado?

La textura de la carne cruda, junto con las pruebas de vista y olfato, te darán señales para identificar la carne podrida y una buena idea de si es o no seguro comerla. Sin embargo, en caso de que aun así tengas dudas, deberás recurrir a lo siguiente:

– Fíjate en la fecha de caducidad en el envase de la carne

Los tiempos de conservación para la carne roja son generalmente de 1 a 3 días si está cruda y de 7 a 10 días si es un plato listo. Desecha toda la carne que haya pasado la fecha de vencimiento para evitar la intoxicación alimentaria.

fecha de vencimiento de la carne

Si compraste la carne en una tienda que proporciona una fecha de empaquetado, pero no una fecha de caducidad, una buena regla empírica es usar o congelar carne fresca de res, ternera, cerdo y cordero dentro de los 3 a 5 días siguientes a la compra. Sin embargo, te aconsejamos prestar atención a las siguientes recomendaciones:

Tira la carne que ha guardado en la nevera durante más de cinco días.

Los tiempos de almacenamiento en el refrigerador dependen de si está molida o no. La carne molida resiste en el refrigerador durante 1-2 días después de la fecha de vencimiento. Filetes y asados ​​duran entre 3 y 5 días

No consumas carne caducada o almacenada en un lugar no refrigerado.

Incluso si se ve saludable, puede infectarse con bacterias dañinas. No consumas carne que haya expirado por mucho tiempo o abandonada en el piso de la cocina durante demasiadas horas.

– Evita el deterioro de la carne

Existen algunas medidas que puedes tomar para evitar que la carne se deteriore. Entre estas:

No descongeles la carne en la encimera de la cocina. La carne que se deja fuera del refrigerador o congelador durante mucho tiempo corre el riesgo de deteriorarse. Dejar la carne a temperatura ambiente durante mucho tiempo aumenta el riesgo de que se deteriore.

Mantén la carne a bajas temperaturas. La temperatura ideal para almacenar carne en el refrigerador es de 4 ° C. Si es superior, corre el riesgo de ir mal. Desecha los alimentos perecederos que quedan a temperatura ambiente durante varias horas

Si no planeas consumir la carne pronto, congélala. En la nevera se conserva durante unos días, mientras que en el congelador se puede conservar durante varios meses. Para prolongar el tiempo de almacenamiento, coloca la carne en un recipiente hermético y congélala hasta el día que decidas consumirla.

No olvides, las carnes se pueden guardar indefinidamente en el congelador, siempre y cuando estén bajo una temperatura óptima.

Vitaminas a tomar después de dejar de fumar

Signos de haber comido carne contaminada

Las señales de que has comido carne contaminada incluyen: calambres abdominales, hinchazón, gases y náuseas. Si la contaminación es lo suficientemente grave, tendrás vómitos y diarrea. La Salmonella y E. Coli también pueden causar sangrado intestinal, resultando en diarrea con sangre.

La intoxicación alimentaria puede ser potencialmente mortal y es posible que las personas con los casos más graves necesiten ser hospitalizadas. Recuerda las señales para identificar la carne podrida, te serán de gran ayuda para evitar correr el riesgo de una intoxicación por haber consumido carne en mal estado.

Signos de comer contaminada

¿Quieres perder peso? ¡Esto es para ti!

Consejos para ayudar a evitar las enfermedades transmitidas por los alimentos en mal estado

Desafortunadamente, no todos los contaminantes de los alimentos pueden ser detectados por la vista, el tacto o el olfato, incluyendo los peligrosos niveles de salmonella, E. Coli, botulismo y mercurio en los mariscos. Por esa razón te recomendamos:

  • Lavar bien las manos antes y después de manipular los alimentos, así como durante su preparación, para evitar la contaminación cruzada entre las carnes crudas y los alimentos listos para comer, como las frutas y verduras crudas.
  • Cocinar toda la carne cruda de res, cerdo, cordero y ternera, chuletas y asados a una temperatura interna mínima de 63 grados Celsius; toda la carne molida de res, cerdo, cordero y ternera a una temperatura interna de 72 grados Celsius; y todas las carnes de aves de corral, a una temperatura interna de 74 grados Celsius.
  • Refrigerar los alimentos crudos mientras los descongela y antes de cocinar, ya que, a temperatura ambiente, las bacterias en los alimentos pueden duplicarse cada 20 minutos.
  • Evitar consumir alimentos de alto riesgo, especialmente la carne molida mal cocida, los quesos blandos hechos de leche no pasteurizada y la leche o el jugo no pasteurizado.
  • Evitar probar la carne para verificar si está en mal estado. Puedes contraer intoxicación alimentaria al tomar pequeñas cantidades de comida en mal estado.

Lavar alimentos antes de cocinar

Recuerda que las enfermedades transmitidas por los alimentos pueden ser bastante graves. Una de las maneras de mantenerte seguro contra las bacterias del deterioro, es identificar cuando los alimentos se han estropeado antes de que caigan en tu plato.

Para descargar este artículo en un archivo PDF da clic AQUÍ

Comentarios de Facebook
0/5 (0 Reviews)